Laceraciones con puntos y cintas adhesivas

¿Qué es una laceración?

Una laceración es un desgarro, un corte o una abertura en la piel debido a una lesión. Las laceraciones pueden ser pequeñas, y en ese caso solo necesitan un tratamiento simple en el hogar. O quizás sean bastante grandes y requieran atención médica de emergencia.

¿Qué son los puntos?

Los puntos (las suturas) son tipos de puntadas con hilos especiales que mantienen unidos los bordes de las heridas mientras se cicatrizan. Los puntos ayudan a acelerar la cicatrización, detener el sangrado, reducir la formación de cicatrices y disminuir la probabilidad de infecciones en la herida.

¿Qué son las cintas adhesivas estériles o las cintas adhesivas tipo mariposa?

A veces pueden usarse cintas adhesivas estériles cuando las heridas son pequeñas y superficiales, en lugar de puntos. Estas funcionan del mismo modo que los puntos.

¿Cómo sé si el corte de mi hijo necesita puntos?

Puede que las laceraciones requieran la colocación de puntos si están en la cara, miden más de ½ pulgada (1.25 centímetros), son profundas, están muy abiertas en reposo o sangran intensamente.

Primeros auxilios para las laceraciones que requieren puntos

  • Tranquilice al niño y dígale que usted puede ayudar.

  • Haga presión con una venda o un paño limpio durante varios minutos para detener el sangrado. Si el sangrado es intenso, mantenga la presión durante 5 a 10 minutos sin detenerse para mirar el corte. Si el paño se empapa en sangre, póngale otro encima. No quite el paño original.

  • Una vez que el sangrado se haya detenido, lávese las manos y luego lave bien la zona con agua y jabón. Pero no frote la herida. Elimine todas las partículas de suciedad y deje correr agua corriente sobre la zona durante varios minutos.

  • Cubra la zona con un apósito adhesivo o con una gasa. Cambie el apósito dos veces al día o cada vez que se humedezca o se ensucie.

  • Llame al proveedor de atención médica de su hijo. O si el sangrado es intenso, llame al  911o lleve al niño a la sala de emergencias para que reciba más atención lo antes posible.

¿Cuándo debo llamar al médico de mi hijo?

El proveedor de atención médica de su hijo determinará el tratamiento de las laceraciones que requieren más que un tratamiento simple en casa. En términos generales, llame al proveedor de su hijo si las laceraciones tienen las siguientes características:

  • Sangran intensamente, y el sangrado no se ha detenido después de aplicar presión directa durante 5 a 10 minutos.

  • Son profundas o miden más de ½ pulgada (1.25 cm).

  • Están ubicadas cerca del ojo.

  • Son cortes grandes en la cara.

  • Fueron causadas por una herida punzante o un objeto sucio u oxidado.

  • Tienen desechos incrustados, como suciedad, piedras o grava.

  • Tienen los bordes irregulares o separados.

  • Fueron causadas por una mordedura humana o de animal.

  • Son demasiado dolorosas.

  • Tienen signos de infección, como aumento del calor, enrojecimiento, hinchazón o supuración.

  • Ocurrieron con otra lesión, en particular, una lesión en la cabeza o un hueso fracturado.

  • El niño también tiene entumecimiento o debilidad en un dedo de la mano o del pie, o en una articulación. Esto podría significar que hubo daño en un nervio o un tendón.

Además, llame al proveedor de atención médica de su hijo en los siguientes casos:

  • El niño no recibió la vacuna antitetánica en los últimos 5 años, o usted no está seguro de cuándo la recibió por última vez.

  • Le preocupa la herida y tiene alguna pregunta.

Tratamiento de las laceraciones con puntos y cintas adhesivas estériles

Si el proveedor de asistencia médica de su hijo o un proveedor de la sala de emergencias debe suturar la laceración con puntos o usar cintas adhesivas estériles para cerrarla, le darán instrucciones específicas sobre su cuidado. El tratamiento en el hogar se basará en la ubicación y el tamaño de la laceración, el tipo de puntos usados y cualquier necesidad especial que indique el proveedor de su hijo. Tal vez le den antibióticos para ayudar a prevenir la infección de la herida. Quizás haya que aplicar una vacuna antitetánica de refuerzo, dependiendo de la herida de su hijo.

Algunos puntos se disuelven y no es necesario sacarlos. Otros puntos requieren que un proveedor de atención médica los retire. El proveedor de su hijo o el proveedor de la sala de emergencias le informará cuándo debe regresar para que le quiten los puntos al niño. No intente sacarle usted mismo los puntos.

Algunas recomendaciones generales para el cuidado de las laceraciones con puntos o cintas adhesivas estériles:

  • Mantenga la zona limpia y seca.

  • Siga al pie de la letra las instrucciones del proveedor respecto del cuidado de la herida.

  • Asegúrese de que su hijo no haga ninguna actividad que pueda volver a causar la lesión o abrir la herida.

  • Revise la herida para detectar signos de infección, como aumento del calor, hinchazón, enrojecimiento, supuración o dolor.

  • Revise los puntos para asegurarse de que estén intactos y que mantengan unidos los bordes de la herida.

  • Regresen a las visitas de control, según lo recomiende el proveedor de su hijo.

  • Una vez que la herida haya cicatrizado por completo, aplique una capa extra de protector solar los días de sol, para ayudar a proteger la zona de piel nueva.

  • No retire las cintas adhesivas tipo mariposa hasta tanto empiecen a aflojarse. Se saldrán solas después de algunos días. 

Revisor médico: Eric Perez MD
Revisor médico: Maryann Foley RN BSN
Revisor médico: Ronald Karlin MD
Última revisión: 11/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.