Crohn's Disease

¿Qué es la enfermedad de Crohn?

La enfermedad de Crohn se produce cuando hay enrojecimiento, hinchazón (inflamación) y llagas a lo largo del tubo digestivo. Forma parte de un grupo de enfermedades conocido como enfermedad inflamatoria intestinal.

La enfermedad de Crohn es una afección crónica que aparece y desaparece en diferentes momentos de la vida. En la mayoría de los casos, afecta el intestino delgado, a menudo el segmento terminal llamado íleon. En algunos casos, afecta tanto el intestino delgado como el grueso.

En ocasiones, la inflamación puede afectar todo el tubo digestivo. Es decir, la boca, el esófago, el estómago, la primera parte del intestino delgado (duodeno), el apéndice y el ano.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad de Crohn?

Los especialistas no conocen la causa de esta enfermedad. Puede deberse a un virus o bacteria que afecta el sistema del cuerpo que combate las infecciones (sistema inmunitario). Este sistema puede generar una reacción inflamatoria anormal en la pared intestinal que no desaparece.

Muchas personas con enfermedad de Crohn presentan anomalías en el sistema inmunitario. Sin embargo, los especialistas no saben si los problemas inmunitarios causan la enfermedad, ni tampoco si la enfermedad de Crohn puede provocar problemas inmunitarios. No hay pruebas de que el estrés provoque la enfermedad de Crohn.

¿Quiénes están en riesgo de tener la enfermedad de Crohn?

La enfermedad de Crohn puede aparecer a cualquier edad. La mayoría de las veces, afecta a las personas que tienen entre 15 y 35 años. También puede ocurrir en los niños o en los adultos mayores. Afecta a varones y mujeres por igual.

Puede correr más riesgo de tener enfermedad de Crohn en los siguientes casos:

  • Tiene antecedentes familiares de enfermedad de Crohn, por ejemplo, sus padres, hermanos o hijos.

  • Tiene ascendencia de Europa oriental, en particular de judíos europeos.

  • Es de raza blanca.

  • Vivió en una ciudad o país desarrollado o en el clima del norte.

  • Fuma.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Crohn?

Los síntomas pueden ser diferentes en cada persona y pueden incluir lo siguiente:

  • Dolor abdominal, por lo general en la zona inferior derecha

  • Diarrea, a veces con sangre

  • Sangrado rectal

  • Descenso de peso

  • Fiebre

  • Dolor en las articulaciones

  • Náuseas o vómitos

  • Un corte o un desgarro en el ano (fisura anal)

  • Erupción cutánea

Es posible que no tenga síntomas por un largo tiempo, incluso años. Cuando esto ocurre, se dice que se está en remisión. No hay manera de saber cuándo puede ocurrir la remisión ni cuándo regresarán los síntomas.

Los síntomas de la enfermedad de Crohn pueden ser parecidos a los de otros problemas de salud. Consulte siempre a su proveedor de atención médica para asegurarse.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Crohn?

Le pueden hacer exámenes en busca de signos de la enfermedad de Crohn si ha tenido los siguientes síntomas prolongados o crónicos:

  • Dolor abdominal

  • Diarrea

  • Fiebre

  • Descenso de peso

  • Anemia, es decir, la pérdida de glóbulos rojos sanos, lo que hace que se sienta cansado

Su proveedor de atención médica evaluará sus antecedentes médicos y le hará una exploración física.

Otras pruebas de detección de la enfermedad de Crohn pueden incluir lo siguiente:

  • Análisis de sangre. Se hacen para saber si tiene menos glóbulos rojos sanos (anemia) debido a la pérdida de sangre. Estos análisis también permiten controlar si tiene un número mayor de glóbulos blancos, lo cual puede indicar que hay un problema inflamatorio.

  • Cultivo fecal: Se realiza esta prueba para ver si hay bacterias anormales que causen diarrea y otros problemas en el tubo digestivo. Se toma una pequeña muestra de heces y se la envía a un laboratorio. En 2 o 3 días, se demostrará si tiene bacterias anormales o si ha perdido sangre. También se realiza para saber si una infección por un parásito o por bacterias está causando los síntomas.

  • Otros análisis de heces. Aparte del cultivo fecal, es posible que se hagan otras pruebas con muestras de heces, como calprotectina o lactoferrina fecal, para determinar si hay inflamación en los intestinos.

  • Endoscopia superior (esofagogastroduodenoscopia). Se usa esta prueba para observar el interior del esófago, el estómago y la primera parte del intestino delgado (el duodeno). Para realizarla, se usa un tubo delgado y con luz llamado endoscopio que tiene una cámara en el extremo Mientras usted está sedado, se introduce el endoscopio por la boca y la garganta. Luego se lo hace llegar hasta el esófago, el estómago y el duodeno. Su proveedor de atención médica puede ver el interior de estos órganos. También puede tomarle una pequeña muestra de tejido (biopsia) si es necesario.

  • Colonoscopia. Esta prueba permite observar el intestino grueso en toda su longitud. Puede ayudar a detectar masas anormales, tejido enrojecido o inflamado, llagas o sangrado. Se usa un tubo largo y flexible con una luz que tiene una cámara diminuta en el extremo (colonoscopio). Mientras usted está sedado, se lo introduce en el recto hasta llegar al colon. Este tubo le permite a su proveedor de atención médica observar la membrana del colon y tomar una muestra de tejido (biopsia) para analizarla. Además, quizás le permita tratar algunos problemas que pueden encontrarse.

  • Biopsia. El proveedor de atención médica extraerá una muestra de tejido o células de la membrana que cubre el colon para que se analice con un microscopio.

  • Serie gastrointestinal superior o estudio de deglución con bario. Esta prueba permite ver los órganos que conforman la parte superior del aparato digestivo. Luego, se revisa el esófago, el estómago y la primera parte del intestino delgado (el duodeno). Deberá tragar un líquido blancuzco llamado bario. El bario recubre los órganos, y de esta manera pueden visualizarse en una radiografía. Luego, se toman radiografías de los órganos digestivos.

  • Serie gastrointestinal inferior o enema de bario. Esta prueba permite revisar el intestino grueso, incluido el colon y el recto. Un líquido espeso y blancuzco llamado bario se coloca en un tubo que se introduce en el recto en forma de enema. El bario recubre los órganos, y de esta manera pueden visualizarse en una radiografía. En la radiografía del abdomen se observará si hay áreas estrechadas llamadas estenosis, obstrucciones o cualquier otro problema.

  • Tomografía computarizada. En esta prueba, se emplean imágenes de rayos X para observar los intestinos. Es posible que se administre un medio de contraste por vía intravenosa u oral.

  • Resonancia magnética. En esta prueba, se emplea un campo magnético y ondas de radio para generar imágenes del abdomen, de la pelvis y de los intestinos. Es posible que se realice con un medio de contraste por vía intravenosa y, en algunos casos, por vía rectal.

  • Endoscopia por cápsula. Para esta prueba, debe tragar una pequeña pastilla (cápsula) que contiene una cámara de video. Permite tomar imágenes del intestino delgado a medida que lo atraviesa. La cápsula se elimina de forma natural con las heces, y las imágenes del monitor se evalúan en una computadora.

¿Cómo se trata la enfermedad de Crohn?

El tratamiento dependerá de los síntomas, de la edad y del estado general de salud. También, de la gravedad de la afección.

No existe una cura para la enfermedad de Crohn. Sin embargo, hay algunas cosas que pueden ayudar a mantenerla bajo control. El tratamiento tiene 3 objetivos, a saber:

  • Aliviar los síntomas, por ejemplo, el dolor abdominal, la diarrea y el sangrado rectal

  • Controlar el enrojecimiento o la hinchazón (inflamación)

  • Ayudarlo a alimentarse bien

El tratamiento puede incluir lo que se detalla a continuación:

  • Medicamentos. Algunos medicamentos pueden ayudar a aliviar los cólicos abdominales y la diarrea. Los medicamentos a menudo reducen la inflamación del colon. Si su caso es más grave, es posible que necesite medicamentos que afectan el sistema del cuerpo para combatir las infecciones (el sistema inmunitario). Estos medicamentos se llaman biológicos. Se administran en forma de pastillas, inyecciones o una combinación de ambos. Es muy importante que analice las ventajas y desventajas de los medicamentos con su proveedor de atención médica y que no los interrumpa sin que el proveedor lo sepa. En ocasiones, interrumpir un medicamento limita su capacidad de ayudarlo de nuevo más adelante.

  • Dieta. No se ha demostrado que haya una dieta especial que ayude a prevenir o tratar la enfermedad de Crohn. Sin embargo, hay una dieta especial llamada dieta básica que permite tratar la enfermedad de Crohn en algunas situaciones. En algunos casos, la leche, el alcohol, las especias picantes o la fibra agudizan los síntomas.

  • Suplementos Su proveedor de atención médica puede recomendarle suplementos nutricionales o fórmulas líquidas especiales con alto contenido calórico. Pueden ser útiles para los niños que no crecen lo suficientemente rápido.

  • Alimentación por víaintravenosa. En contadas ocasiones, tal vez se recurra a la alimentación por vía intravenosa para las personas que necesitan nutrición adicional durante un período breve.

  • Cirugía. La cirugía puede ser beneficiosa en los casos de enfermedad de Crohn, pero no puede curarla. La hinchazón o inflamación con frecuencia reaparece junto a la zona de la cual se extirpó parte del intestino. A veces, es necesario realizar una cirugía para tratar llagas alrededor del ano.

  • Cambios en el estilo de vida. Piense en lo siguiente:

    • Si fuma, deje de hacerlo. Fumar empeora los síntomas de la enfermedad de Crohn.

    • Si el estrés y las emociones agudizan los síntomas, la terapia puede ser útil. También lo pueden hacer las medidas de autoayuda, como el ejercicio, el yoga y la meditación.

Opciones de cirugía

La cirugía puede ayudar a reducir los síntomas crónicos que no se alivian con tratamiento. Quizás también ayude a resolver algunos problemas, como una obstrucción intestinal, una zona estrechada (estenosis), un orificio o perforación, un absceso o el sangrado.

Los tipos de cirugías pueden incluir las siguientes opciones:

Drenaje de los abscesos de las fístulas o que están cerca de estas.

Un absceso es una acumulación de pus o una infección. El tratamiento incluye antibióticos e inyectables, como los medicamentos biológicos, pero a veces se necesita cirugía.

Resección intestinal

Se extirpa la parte enferma del intestino y se conectan las dos partes sanas. Esta cirugía acorta los intestinos.

Ostomía

Cuando se extirpa parte de los intestinos, se crea una nueva abertura para eliminar las heces del cuerpo. La cirugía para crear la nueva abertura se llama ostomía. Y dicha abertura se denomina estoma. Existen diferentes tipos de ostomía. El tipo de cirugía que se realice dependerá de la parte y la cantidad que se extirpe del intestino.

La ostomía pueden incluir las siguientes opciones:

  • Ileostomía. Se extirpan el colon y el recto, y la parte inferior del intestino delgado (el íleon) se conecta a la abertura nueva (al estoma).

  • Colostomía. En esta cirugía, se crea una abertura en el abdomen. Se pasa una pequeña parte del colon a través de esta abertura hasta la superficie de la piel. En algunos casos, es posible que se haga una colostomía temporal. Se usa cuando se extirpó una parte del colon y el resto tiene que cicatrizarse.

  • Cirugía de reservorio ileal. Es posible que se haga en lugar de una ileostomía permanente. Consiste en 2 cirugías. Primero, se extirpan el colon y el recto, y se realiza una ileostomía temporal. Luego, se cierra la ileostomía. Se usa parte del intestino delgado para crear una bolsa interna que retenga las heces. Se conecta la bolsa con el ano. Se deja el músculo del recto en su lugar para que las heces de la bolsa no salgan por el ano. Las personas que se someten a esta cirugía pueden controlar sus evacuaciones.

¿Cuáles son las complicaciones posibles de la enfermedad de Crohn?

La enfermedad de Crohn puede causar otros problemas de salud, como los siguientes:

  • Una obstrucción intestinal o un estrechamiento (estenosis) del intestino

  • Un tipo de túnel (fístula) en los tejidos cercanos, que puede infectarse

  • Roturas o desgarros, llamados fisuras, en el ano

  • Cáncer de colon, si la enfermedad de Crohn afecta el colon

  • Problemas con la función del hígado

  • Cálculos biliares

  • La falta de algunos nutrientes, como calorías, proteínas y vitaminas

  • Muy pocos glóbulos rojos o nivel muy bajo de hemoglobina en la sangre (anemia)

  • Debilidad ósea, ya sea porque los huesos son quebradizos (osteoporosis) o porque son blandos (osteomalacia)

  • Un trastorno del sistema nervioso que causa dolor en las piernas, conocido como síndrome de las piernas inquietas

  • Reumatismos articulares

  • Problemas en la piel

  • Enrojecimiento o hinchazón (inflamación) de los ojos o la boca

La enfermedad de Crohn también puede provocar una afección llamada malabsorción. Los intestinos ayudan a digerir y absorber los alimentos. La malabsorción ocurre cuando no se digieren bien los alimentos y el cuerpo no absorbe los nutrientes. Como consecuencia, puede haber deficiencias en el crecimiento y el desarrollo. La malabsorción puede ocurrir cuando el tubo digestivo está inflamado o si se produce el síndrome del intestino corto después de la cirugía.

Los síntomas comunes de la malabsorción incluyen los siguientes:

  • Heces sueltas o diarrea

  • Grandes cantidades de grasa en las heces, llamado esteatorrea

  • Descenso de peso o deficiencias en el crecimiento

  • Pérdida de líquidos o deshidratación

  • Falta de vitaminas y minerales

Es importante tratar la enfermedad de Crohn. Esto implica no interrumpir los medicamentos cuando se sienta mejor. Mantener la enfermedad bajo control (en remisión) es la mejor manera de evitar que surjan complicaciones muchos años después.

¿Qué puedo hacer para prevenir la enfermedad de Crohn?

Los especialistas no conocen la causa de esta enfermedad ni cómo se la puede prevenir.

Cómo vivir con la enfermedad de Crohn

Es importante que colabore estrechamente con su proveedor de atención médica para controlar la enfermedad. Asegúrese de visitarlo con regularidad, ya que la supervisión continua es fundamental. Siga todas las instrucciones sobre los medicamentos, la dieta y los cambios en el estilo de vida.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica si los síntomas empeoran o si surge alguno nuevo.

Información importante sobre la enfermedad de Crohn

  • La enfermedad de Crohn se produce cuando hay enrojecimiento, hinchazón (inflamación) y llagas o úlceras a lo largo del tubo digestivo.

  • Es un tipo de enfermedad inflamatoria intestinal.

  • En la mayoría de los casos, afecta el intestino delgado, pero puede afectar todo el tubo digestivo.

  • Es una afección crónica.

  • No tiene cura. Hacer algunos cambios en la alimentación puede ayudar a aliviar los síntomas.

  • La mayoría de las personas con la enfermedad de Crohn tiene que usar medicamentos de forma prolongada para disminuir la probabilidad de que surjan otros problemas de salud más adelante. Tal vez haya que hacer una cirugía.

Próximos pasos

Estos consejos lo ayudarán a aprovechar al máximo la visita a su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una visita de control, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Jen Lehrer MD
Revisor médico: Raymond Kent Turley BSN MSN RN
Revisor médico: Ronald Karlin MD
Última revisión: 3/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.