Enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19): embarazo y parto

Mujer embarazada sonriendo

Si está embarazada o tuvo un bebé recientemente, es probable que tenga muchas preguntas sobre cómo la COVID-19 puede afectarlos a usted y a su hijo. Los investigadores aún están estudiando cómo afecta el virus a mujeres embarazadas y a bebés. A continuación encontrará información para trabajar en conjunto con su equipo de atención médica.

¿Cuáles son los riesgos de contraer COVID-19 durante el embarazo?

Los investigadores no saben si las mujeres embarazadas tienen mayor probabilidad de contraer COVID-19. Sin embargo, el embarazo puede producir alteraciones en el sistema inmunitario que pueden agravar cualquier enfermedad viral. Debe tener mayores cuidados para evitar enfermarse durante este período. Por ejemplo:

  • Use barbijo en lugares según le hayan indicado. Elija un barbijo con varias capas de tejido cerrado y transpirable y un ajuste para la nariz. O bien, use un barbijo descartable con un ajuste en la nariz. El barbijo debe cubrir la nariz y la boca. Manténgase informado sobre las precauciones de seguridad contra la COVID-19 en su zona y siga las indicaciones de su proveedor de atención médica. Consulte la guía de los CDC sobre barbijos.

  • Lávese las manos con frecuencia.

  • Use desinfectante de manos cuando no tenga acceso a agua y jabón.

  • Si no recibió la vacunación completa, permanezca a una distancia de por lo menos 6 pies (2 metros) de cualquier persona que no forme parte de su grupo familiar.

  • Evite el contacto con cualquier persona que esté enferma.

  • Limpie y desinfecte con frecuencia las superficies de mayor contacto a diario.

  • No viaje, a menos que sea urgente. Si debe viajar, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan primero recibir la vacunación completa contra la COVID-19. Tener la vacunación completa significa que han transcurrido 2 semanas después de haber recibido la vacuna de 1 dosis o la segunda inyección de la vacuna de 2 dosis.

¿Qué sucede con la vacuna contra la COVID-19?

La FDA aprobó varias vacunas para prevenir la COVID-19, incluidas aquellas para las embarazadas o para quienes están amamantando. Por ahora, se aprobó solo una vacuna para jóvenes mayores de 12 años.

Actualmente, la información sobre cuán segura y cuán bien funcionan las vacunas contra la COVID-19 en las personas que están embarazas o amamantando es limitada. Esto se debe a que las vacunas no se testearon en estos grupos de personas. Los datos actuales muestran que las vacunas son seguras y funcionan bien para prevenir la COVID-19 o reducir el riesgo de enfermar gravemente si se contrae el virus.

Los grupos de expertos, incluidos el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por su sigla en inglés) y los CDC, recomiendan aplicarse la vacuna y aconsejan que las embarazadas que quieran aplicarse la vacuna hablen primero con su proveedor de atención médica acerca de los riesgos. La información sobre las vacunas contra la COVID-19 cambia con rapidez. Para obtener información actualizada sobre las vacunas, visite el sitio web de los CDC o el sitio web del ACOG.

Las vacunas se administran mediante inyección en el músculo del brazo. Es posible que le apliquen una vacuna de una dosis o de dos dosis. Si le aplican la vacuna de dos dosis, la segunda dosis se administra varias semanas después de la primera. Si recibe una vacuna de dos dosis, no necesita una dosis adicional a menos que tenga un sistema inmunitario muy débil debido a un trasplante de órgano sólido o afecciones parecidas. Hable con su proveedor de atención médica sobre su situación y los riesgos.

En el caso de las personas normalmente sanas que se han vacunado, los datos muestran que la protección puede disminuir con el tiempo. Los expertos en salud están estudiando la necesidad de una vacuna de refuerzo unos 8 meses después de recibir la vacuna de una dosis o la segunda de una vacuna de dos dosis. Hable con su proveedor de atención médica.

¿Cuáles son los riesgos para el bebé?

Los investigadores no saben con exactitud cuáles son los riesgos de la COVID-19 en los bebés. Estas son algunas cuestiones que sí conocen:

  • La fiebre alta causada por cualquier motivo durante el primer trimestre del embarazo puede incrementar los riesgos de algunas anomalías congénitas. Comunique a su proveedor de atención médica si tiene fiebre. Su proveedor la ayudará a reducir la fiebre.

  • Hay solo unos pocos casos de bebés infectados con COVID-19 durante los primero días de vida. A pesar de esto, los investigadores no saben si los bebés contrajeron el virus mientras estaban en la matriz materna, durante el parto o posterior a ello.

  • Se han dado casos de algunos nacimientos prematuros o con bajo peso en presencia de otros tipos de coronavirus, como el MERS y el SARS de 2003. Pero los expertos aún no saben si constituyen un riesgo en el caso de la COVID-19.

  • También hubo casos de abortos espontáneos y de muerte fetal con el MERS y con el anterior SARS. Pero los expertos aún no saben si constituyen un riesgo en el caso de la COVID-19.

¿Es seguro continuar con las consultas médicas?

Es posible que su proveedor de atención médica cambie algunas de las consultas por una llamada telefónica o una videollamada. Si necesita realizar un análisis de sangre, un ultrasonido o cualquier otro examen personalmente, es probable que deba hacerlo sin su pareja. Use un barbijo que le cubra la nariz y la boca según lo indicado, desinfectante para manos y, durante la visita, siga todas las indicaciones del personal de atención médica para protegerse del virus. Si tiene algún síntoma de COVID-19, llame al consultorio médico antes de ir a la consulta. Le darán las instrucciones por seguir.

¿Qué sucede si alguien en mi casa tiene síntomas de COVID-19?

Si su pareja u otro miembro del grupo familiar tiene síntomas de COVID-19, esa persona debe autoaislarse. Esto significa que debe permanecer en una parte de la casa alejada del resto de las personas. No debe compartir comida, toallas, sábanas ni otros artículos personales. Limpie con frecuencia las superficies de uso común, como picaportes y mesadas. Si su pareja está enferma y usted se encuentra cerca de la fecha de parto, consulte a su proveedor de atención médica qué hacer cuando comience el trabajo de parto. Es posible que le den indicaciones específicas.

¿Es seguro dar a luz en un hospital o en un centro de maternidad?

Los establecimientos médicos están tomando varias medidas de seguridad para proteger a las personas de la COVID-19. Hable con su proveedor de atención médica acerca del hospital o del centro de maternidad al que piensa asistir. Consulte dónde y cómo se protegen a las mujeres embarazadas, a las parejas y a los bebés. Tenga en cuenta que el programa de parto puede sufrir alguna alteración.

Si tiene COVID-19 y está en trabajo de parto, llame a su proveedor de atención médica y a la unidad de partos antes de ir. El hospital o el centro de maternidad tomará las medidas necesarias para proteger a las personas a su alrededor de una posible infección. Deberá usar un barbijo médico que cubra la nariz y la boca. Es posible que esté en una habitación especial para ayudar a prevenir la propagación de la infección. Es posible que el bebé esté en una habitación separada luego del nacimiento. Consulte al hospital sobre qué debe esperar si está embarazada y tiene COVID-19.

Es probable que deba limitar la cantidad de visitas en el hospital antes y después del nacimiento. Esto es importante para reducir el riesgo de infección de cualquier persona en el hospital. Siga todas las indicaciones del personal médico, incluso las indicaciones sobre qué preparativos hacer en su casa para cuando usted y el bebé regresen.

¿Es seguro dar a luz en casa?

Los riesgos de un parto domiciliario varían en cada mujer y en cada embarazo. Hable con su equipo de atención médica sobre los beneficios y los riesgos en su embarazo. Un parto domiciliario en estos tiempos puede significar que el servicio de emergencias se retrase. Si pensaba dar a luz en un hospital o en un centro de maternidad, es posible que el proveedor de atención médica le diga que eso sigue siendo lo más seguro.

¿Es seguro cargar al bebé y amamantarlo?

No se ha encontrado el virus de la COVID-19 en la leche materna. No obstante, el virus puede propagarse por medio de la tos, los estornudos y el habla. Si tiene o podría tener COVID-19, use un barbijo mientras carga al bebé o lo amamanta. Use el barbijo de modo que le cubra la nariz y la boca. Lávese las manos con frecuencia cuando cuide al bebé. Es posible que su proveedor le aconseje que se extraiga leche materna para que su pareja alimente al bebé. Lávese las manos antes y después de utilizar el extractor de leche. Si tiene COVID-19 y quiere alimentar a su bebé con leche materna, hable con su proveedor de atención médica sobre cuál es el mejor modo de hacerlo para proteger al bebé.

¿Cómo puedo cuidar del bebé (luego del alta médica) si soy portadora del virus de la COVID-19?

Deberá autoaislarse para limitar el contacto con el bebé. Deberá usar barbijo y ropa limpia cuando cargue al bebé o lo alimente. Use el barbijo de modo que le cubra la nariz y la boca. Puede extraerse leche materna y conservarla para mantener la producción de leche hasta que ya no pueda contagiar, aproximadamente de 7 a 10 días. Si no, puede extraerse leche y que su pareja utilice esa leche para alimentar al bebé.

¿Es seguro que las visitas vean al bebé o ayuden a cuidarlo?

Para mayor seguridad, es preferible limitar las visitas, especialmente de aquellas personas que no tengan la vacunación completa. Solamente los familiares más cercanos y sanos que conviven con usted o aquellos que están sanos y tienen la vacunación completa deben tener contacto directo con el bebé. Pida a toda persona que esté enferma que no la visite. Todas las personas deben lavarse las manos cuando la visitan. Las visitas sanas no vacunadas que no pertenecen a su grupo familiar también deben usar un barbijo que les cubra la nariz y la boca, y mantenerse al menos a unos 6 pies (2 metros) de distancia de usted y del bebé. Si usted no tiene la vacunación completa, también es aconsejable que limite el contacto con las personas que tengan un riesgo más alto de presentar problemas a causa de la COVID-19. Esto incluye a los adultos mayores y a las personas con ciertas afecciones.

Si alguna visita debe cargar al bebé, primero deberá lavarse las manos. Envuelva al bebé con una manta y luego quítela. La visita deberá lavarse las manos posteriormente. Las visitas deberán evitar besar y tocar la cara del bebé. No es necesario que las personas de la familia cercana realicen esto, a menos que estén enfermos.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Si está embarazada y tiene síntomas de COVID-19, llame de inmediato a su proveedor de atención médica. Este profesional le hará preguntas sobre su salud. Es posible que le aconsejen permanecer en su casa y tratar los síntomas. O que le aconsejen recibir asistencia médica.

Fecha de la última modificación: 8/25/2021

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.