El tabaquismo y las enfermedades del corazón

La Asociación Estadounidense del Corazón (American Heart Association o AHA) indica que las enfermedades causadas por el tabaquismo matan a más de 440,000 personas por año en los EE. UU. La mayoría de las personas que se inician en el tabaquismo son niños y adolescentes. Los fumadores corren un riesgo más alto de tener enfermedades de los pulmones. Estas enfermedades incluyen cáncer de pulmón y enfisema. También tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades del corazón y ataques cerebrales.

Información sobre el tabaquismo y las enfermedades del corazón

  • Una de cada cinco muertes relacionadas con el tabaquismo se debe a una enfermedad del corazón.

  • Las mujeres mayores de 35 años que fuman y toman pastillas anticonceptivas corren un riesgo mucho mayor de tener enfermedades del corazón, ataque cerebral y coágulos de sangre.

  • Las personas que fuman cigarrillos tienen de dos a cuatro veces más probabilidades de sufrir una enfermedad del corazón que quienes no fuman.

  • Fumar cigarrillos duplica el riesgo de una persona de tener un ataque cerebral.

¿De qué manera el tabaquismo cambia el corazón y los vasos sanguíneos?

El tabaquismo produce lo siguiente:

  • Causa un aumento instantáneo y a largo plazo de la presión arterial

  • Causa un aumento instantáneo y a largo plazo de la frecuencia cardíaca

  • Reduce la circulación de la sangre desde el corazón

  • Reduce la cantidad de oxígeno que llega hasta los tejidos del cuerpo

  • Aumenta el riesgo de formación de coágulos de sangre

  • Daña los vasos sanguíneos

  • Reduce la circulación de la sangre al cerebro

El tabaquismo también se relaciona con la depresión y con el estrés.

¿Cuáles son los riesgos del tabaquismo pasivo?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) afirman que unas 34,000 personas no fumadoras mueren de forma prematura a causa de una enfermedad coronaria cada año por la exposición al tabaquismo pasivo. El tabaquismo pasivo se produce por el humo que exhalan los fumadores. También incluye el humo proveniente de la punta encendida del cigarrillo, de los puros o de la pipa.

El tabaquismo pasivo puede causar problemas de salud en las mujeres embarazadas, en los bebés y en los niños pequeños. Los niños y los bebés que están expuestos al humo del tabaco son más propensos a tener infecciones de oído y asma. También corren un mayor riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). La exposición al tabaquismo pasivo contribuye a unas 400 muertes infantiles al año.

Estos síntomas pueden deberse al tabaquismo pasivo:

  • Irritación de los ojos, la nariz y la garganta

  • Tos

  • Exceso de flema (mucosidad) en las vías respiratorias

  • Dolor de pecho causado por la irritación de los pulmones

  • Bronquitis

Los síntomas del tabaquismo pasivo pueden parecerse a los de otras afecciones de salud. Consulte siempre con su proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico.

El tabaquismo y las enfermedades del corazón

El tabaquismo encabeza la lista de factores de riesgo de enfermedades del corazón. Otros factores de riesgo son el colesterol alto, la presión arterial alta, la falta de actividad física, la obesidad y la diabetes. De hecho, fumar es la causa más evitable de muerte temprana en los EE. UU.

Por qué debe dejar de fumar

De acuerdo con la AHA, dejar de fumar reduce a la mitad el riesgo de tener enfermedades del corazón. También reduce a la mitad el riesgo de volver a tener un ataque al corazón y el de muerte a causa de una enfermedad del corazón. En las investigaciones, también se observa que dejar de fumar reduce el riesgo de factores que pueden causar un ataque al corazón. Por ejemplo, la aterosclerosis, los coágulos de sangre y los problemas con el ritmo cardíaco.

Para dejar de fumar, debe estar preparado mentalmente y no sentirse estresado de cierta manera. Físicamente, debe comprometerse a hacer actividad física de forma periódica y a dormir bien. Debe superar dos obstáculos. Uno es la adicción física a la nicotina. Y el otro es el hábito de fumar. El Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute) ofrece estos consejos para dejar de consumir tabaco:

  • Piense por qué quiere dejar de fumar.

  • Elija un momento sin estrés para dejar de fumar.

  • Pida apoyo y ánimos a su familia, amigos y compañeros de trabajo.

  • Empiece a hacer ejercicio o actividad todos los días para aliviar el estrés y mejorar su salud.

  • Guarde mucho reposo.

  • Siga una dieta equilibrada.

  • Inscríbase en un programa para dejar de fumar o en otro grupo de apoyo.

  • Deje de hacer las actividades relacionadas con fumar y reemplácelas por actividades nuevas y más saludables.

En algunos casos, el uso de productos que reemplazan la nicotina sirve para cortar con el hábito de fumar. Estos productos continúan dándole nicotina para satisfacer el intenso deseo de esta sustancia. Pero no contienen los alquitranes y los gases tóxicos que tienen los cigarrillos. Consulte con el proveedor de atención médica antes de usar estos productos si está embarazada o amamantando o si tiene una afección de salud. Algunos ejemplos de productos de reemplazo de la nicotina incluyen los siguientes:

  • Goma de mascar de nicotina. Es una goma de mascar de venta libre que libera cantidades pequeñas de nicotina para aliviar los síntomas de la abstinencia de nicotina.

  • Parche de nicotina. Es un parche de venta libre que se coloca en la parte superior del cuerpo una vez al día y libera una dosis constante de nicotina para reducir el impulso de fumar.

  • Inhalador o aerosol nasal de nicotina. Es un producto con receta que libera nicotina para disminuir los síntomas de abstinencia. Es necesario contar con la aprobación de un proveedor de atención médica antes de utilizar estos productos.

Medicamentos para dejar de fumar

  • Bupropión. Es un medicamento sin nicotina que ayuda a las personas a dejar de fumar. Está aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés). Está disponible en forma de pastillas. Modifica los transmisores del estado de ánimo en el cerebro que están relacionados con las adicciones. El proveedor de atención médica debe recetarle el bupropión. Es posible que no sea adecuado para cualquier persona. Pida más información al proveedor.

  • Vareniclina. También es una pastilla sin nicotina que ayuda a dejar de fumar. Está aprobada por la FDA. Actúa sobre los receptores de nicotina en el cerebro. La vareniclina se adhiere a los receptores y bloquea la nicotina. Esto alivia el deseo de consumir nicotina. Es posible que la vareniclina no sea adecuada para cualquier persona.

Revisor médico: Callie Tayrien RN MSN
Revisor médico: Stacey Wojcik MBA BSN RN
Revisor médico: Steven Kang MD
Última revisión: 5/1/2022
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.