La actividad física y los adultos mayores

El ejercicio es bueno para personas de todas las edades.

Pareja mayor caminando por la calle.

Seguir un programa de ejercicio regular tiene muchos beneficios. Eso es así incluso para las personas que tienen dolor en las articulaciones, dolor de espalda, artritis u osteoporosis. Y también, para quienes se están recuperando de una lesión o de una cirugía, como un reemplazo de articulación o artroscopia. Además, se ha demostrado que el ejercicio ayuda a personas de todas las edades, ya que reduce la presión arterial, disminuye el riesgo de sufrir caídas y lesiones graves (como fracturas de cadera o de muñeca) y retrasa la pérdida de masa ósea y muscular. El ejercicio también sirve para lo siguiente:

  • Aumentar la flexibilidad

  • Tonificar los músculos

  • Generar huesos más fuertes

  • Mejorar la movilidad y el equilibrio

  • Realzar la imagen de sí mismo

  • Aliviar el insomnio

  • Aliviar la tensión y el estrés

  • Contrarrestar sentimientos de ansiedad y depresión

  • Mejorar la capacidad para pensar

  • Mejorar el equilibrio

  • Mantener un peso saludable

  • Mejorar la resistencia cardiovascular

  • Aumentar los niveles de colesterol HDL (“bueno”)

  • Reducir el riesgo de tener enfermedades crónicas (como diabetes tipo 2 y determinados tipos de cáncer, como cáncer de mama y de colon)

  • Promover la diversión y el entretenimiento

  • Tener una vida más larga y saludable

  • Reducir el dolor articular y muscular

Recomendaciones sobre el ejercicio para adultos mayores

Nunca es demasiado tarde para empezar un programa de ejercicios. Gracias a los avances científicos y tecnológicos en el campo de la medicina, muchas personas viven más tiempo. Y al vivir por más tiempo, las personas buscan tener una mejor calidad de vida. Se le da mayor importancia a vivir de manera independiente y saludable. El ejercicio es una excelente manera de que las personas mayores estén activas.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) tienen las siguientes recomendaciones sobre actividad física para los adultos mayores:

  • Muévase más y siéntese menos. Un poco de actividad durante el día es mejor que no hacer nada.

  • Para tener mejores beneficios para la salud, haga al menos 150 minutos (2 horas y 30 minutos) de ejercicio de intensidad moderada por semana.

  • Para obtener más beneficios para la salud, haga 300 minutos de ejercicio de intensidad moderada por semana.

  • Los expertos recomiendan hacer ejercicios de para fortalecer todos los músculos principales del cuerpo 2 o más días por semana a fin de tener beneficios adicionales para la salud.

  • Se recomienda incluir entrenamiento para el equilibrio como parte de la actividad física semanal a fin de prevenir las caídas.

El ejercicio debe abordarse con prudencia. No tiene que ser extenuante para que ayude. Incluso caminar por un parque puede ser positivo para el cuerpo y la mente de una persona de cualquier edad. Y también puede serlo trabajar durante 30 minutos en el jardín. Tampoco tiene que hacer 30 minutos de ejercicio de una sola vez. De investigaciones actuales se desprende que es igual de eficaz hacer 3 sesiones de ejercicio de 10 minutos durante todo el día.

Hable con el proveedor de atención médica si tiene alguna afección, si le hicieron una cirugía recientemente o si va a empezar ahora un programa de ejercicios. El proveedor puede ayudarlo a asegurarse de que el programa que elija se adapte a su salud y bienestar.

Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Revisor médico: Stacey Wojcik MBA BSN RN
Revisor médico: Thomas N Joseph MD
Última revisión: 5/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.