Paperas en los niños

¿Qué son las paperas en los niños?

Las paperas son una enfermedad viral muy contagiosa que infecta el par de glándulas salivales que se encuentran delante de las orejas. Estas se llaman las glándulas parótidas. Los síntomas de las paperas incluyen hinchazón en la garganta y la mandíbula. En general, las paperas ocurren en la niñez, pero pueden ocurrir a cualquier edad. Los casos de paperas en los EE. UU. ocurren con mucha menos frecuencia desde que se administra la vacuna contra las paperas.

¿Qué causa las paperas en un niño?

Las paperas se transmiten por el contacto con los fluidos de la boca, la nariz y la garganta cuando un niño infectado tose, estornuda o habla. El virus también puede vivir en superficies como pomos de puertas, utensilios para comer y vasos. El virus se propaga cuando otro niño usa estos elementos y, luego, se frota la nariz o la boca.

¿Qué niños corren riesgo de contraer paperas?

Un niño tiene más riesgo de contraer paperas si está cerca de alguien con paperas y no recibió la vacuna.

¿Cuáles son los síntomas de las paperas en un niño?

Los síntomas suelen tardar en aparecer de 2 a 3 semanas después del contacto con el virus. Muchos niños no tienen síntomas o tienen síntomas muy leves. Estos son los síntomas más comunes de las paperas:

  • Dolor e hinchazón en las glándulas salivales, especialmente en el área de la mandíbula

  • Problemas para hablar y masticar

  • Dolor de oído

  • Fiebre

  • Dolor de cabeza

  • Dolores musculares

  • Cansancio

  • Pérdida del apetito

Los síntomas de las paperas pueden parecerse a los de otras afecciones médicas. Procure que un proveedor de atención médica vea a su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostican las paperas en un niño?

El proveedor de atención médica le hará preguntas sobre los síntomas y los antecedentes médicos de su hijo. Además, le hará una exploración física al niño. A su hijo también se le pueden hacer pruebas, como una prueba de saliva o de orina, para confirmar el diagnóstico.

¿Cómo se tratan las paperas en un niño?

El tratamiento dependerá de los síntomas, de la edad y del estado de salud general de su hijo. También, de la gravedad de la afección. Esta enfermedad no se trata con antibióticos.

El objetivo del tratamiento es ayudar a aliviar los síntomas. El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Reposo en la cama

  • Beber suficiente cantidad de líquidos

  • Paracetamol o ibuprofeno para la fiebre y el malestar

Hable con el proveedor de atención médica de su hijo sobre los riesgos, beneficios y posibles efectos secundarios de todos los medicamentos. No le dé ibuprofeno a un niño menor de 6 meses a menos que el proveedor de atención médica se lo indique. No les dé aspirina a los niños. La aspirina puede causar una afección médica grave llamada síndrome de Reye.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de las paperas en un niño?

Las complicaciones de las paperas ocurren con más frecuencia en adultos que en niños. Por ejemplo:

  • Meningitis. Inflamación de la membrana que cubre el cerebro y la médula espinal. La mayoría de los niños se recuperan por completo.

  • Encefalitis. Inflamación del cerebro. La mayoría de los niños también se recuperan por completo.

  • Orquitis. Inflamación de los testículos. Causa dolor en los testículos. En casos poco frecuentes, puede causar problemas de infertilidad.

  • Mastitis. Inflamación del tejido mamario.

  • Ooforitis. Inflamación de los ovarios. Puede causar dolor abdominal y vómitos.

  • Pancreatitis. Inflamación del páncreas.

  • Sordera. Pérdida de la audición.

¿Cómo puedo prevenir las paperas en mi hijo?

La protección contra las paperas está incluida en una vacuna combinada contra el sarampión, las paperas y la rubéola (MMR, por su sigla en inglés). La vacuna MMR proporciona inmunidad a la mayoría de las personas. Los niños que tuvieron paperas son inmunes de por vida.

La vacuna MMR se administra en dos dosis. La primera dosis se administra entre los 12 y los 15 meses. Luego, se administra una segunda dosis entre los 4 y los 6 años. La segunda dosis debe administrarse al menos 4 semanas después de la primera dosis.

Para prevenir el contagio de paperas a otras personas, haga lo siguiente:

  • No mande a su hijo a la escuela o a la guardería hasta que los síntomas hayan desaparecido.

  • Consulte en la escuela o guardería de su hijo sobre las prácticas de vacunación. Una persona infectada puede contagiar las paperas en cualquier momento, desde unos días antes de que sus glándulas comiencen a hincharse hasta 5 días después de que comience la hinchazón. Verifique si en la escuela o la guardería se restringe el acceso a las personas que no tuvieron paperas o no tienen una vacuna contra las paperas.

  • Lávese bien las manos antes y después de cuidar a su hijo.

  • Enséñele a su hijo cuándo lavarse las manos y cómo hacerlo correctamente. Lávese las manos con jabón y agua corriente limpia. Lávese durante al menos 20 segundos, lo que equivale a que su hijo cante "Feliz cumpleaños" dos veces.

  • Asegúrese de que los demás miembros de la familia se laven las manos con frecuencia, especialmente antes de comer. También asegúrese de que en el centro de cuidado infantil al que asiste su hijo se fomente el lavado de manos.

  • Enséñele a su hijo a cubrirse la boca y la nariz al estornudar o toser.

  • Limpie las superficies duras, los juguetes y los pomos de las puertas con un desinfectante.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica de su hijo

Llame al proveedor de atención médica si el niño presenta lo siguiente:

  • Síntomas que no mejoran o que empeoran

  • Síntomas nuevos

Información importante sobre las paperas en los niños

  • Las paperas son una enfermedad viral muy contagiosa que infecta el par de glándulas salivales que se encuentran delante de las orejas.

  • Una persona infectada puede contagiar las paperas en cualquier momento, desde unos días antes de que sus glándulas comiencen a hincharse hasta 5 días después de que comience la hinchazón.

  • Las paperas se transmiten por el contacto con los fluidos de la boca, la nariz y la garganta cuando una persona infectada tose, estornuda o habla.

  • Las paperas se pueden prevenir con la vacuna. La protección contra las paperas está incluida en una vacuna combinada contra el sarampión, las paperas y la rubéola (MMR, por su sigla en inglés). La vacuna MMR proporciona inmunidad a la mayoría de las personas.

  • Los síntomas más comunes de las paperas incluyen dolor e hinchazón en las glándulas salivales, especialmente en el área de la mandíbula. Otros síntomas incluyen dificultad para hablar y masticar, dolor de oído y fiebre.

  • No mande a su hijo a la escuela o a la guardería hasta que los síntomas hayan desaparecido. Lávese bien las manos antes y después de cuidar a su hijo. Enséñele a su hijo a cubrirse la boca y la nariz al estornudar o toser.

Próximos pasos

Consejos para aprovechar al máximo la cita con el proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en claro la razón de la cita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la cita médica, anote las preguntas que quiere hacer.

  • En la cita médica, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le da para el niño.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo esto ayudará a su hijo. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si su hijo no toma el medicamento o si no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si su hijo tiene una cita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con el proveedor fuera del horario de atención. Esto es importante en caso de que su hijo se enferme y usted tenga preguntas o necesite ayuda.

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.