Adapte su hogar para proteger a los niños de las sustancias tóxicas

Los niños pequeños son curiosos y les gusta ponerse cosas en la boca. Los productos comunes que los adultos usan a diario en la casa pueden convertirse en sustancias tóxicas peligrosas en las manos de un niño. El Consejo Nacional de Seguridad (National Safety Council) calcula que más de la mitad de los casos de intoxicación que ocurren cada año se presentan en niños menores de 6 años. La intoxicación es la principal causa de muerte accidental. Mueren más personas por intoxicaciones que por accidentes automovilísticos.

Intoxicaciones infantiles frecuentes en el hogar

Las intoxicaciones pueden producirse con lo siguiente:

  • Los productos que se guardan en botellas o latas viejas en lugar de sus envases originales

  • Los productos que se sacan del lugar donde están normalmente y se dejan al alcance de los niños

  • Los productos que se guardan en armarios y cajones sin llave, y quedan al alcance de los niños

  • Los productos que están a la vista de los niños

  • Los envases de seguridad que no se utilizan o los cierres de seguridad para los niños que no vuelven a cerrarse después de abiertos

Consejos para reducir las intoxicaciones accidentales en el hogar

  • Tenga el número de teléfono del centro de toxicología donde pueda verlo fácilmente. O prográmelo en su teléfono. El número de teléfono en todo el territorio de los EE. UU. es 800-222-1222. Las llamadas se dirigen al centro de toxicología de su localidad.

  • Enséñele a su hijo sobre las sustancias tóxicas desde una edad temprana. Explíquele que se aplican las mismas normas de seguridad cuando visita la casa de un amigo.

  • Compre y guarde todos los medicamentos, las vitaminas y los productos de uso doméstico en envases con cierre de seguridad para los niños. Recuerde lo siguiente: que tengan cierre de seguridad para los niños no quiere decir que sean a prueba de niños.

  • Guarde los medicamentos, las vitaminas, los suplementos de hierro, los productos de limpieza de uso doméstico, las cápsulas de detergente, los artículos de higiene personal, las pinturas, los barnices, los disolventes, los plaguicidas y los fertilizantes en un armario con llave. Asegúrese de que estén en sus envases originales con sus etiquetas. Ponga trabas de seguridad en los cajones y las puertas de los armarios.

  • No guarde nunca productos que no sean comestibles en recipientes para comidas o bebidas, aunque se los vuelva a etiquetar. Es posible que los niños no puedan leer la etiqueta.

  • Deseche los medicamentos vencidos. Siga las indicaciones que vienen con los medicamentos para saber cómo desecharlos. Si no hay indicaciones, la mayoría de los medicamentos pueden sacarse de su envase original y desecharse en la basura. O bien, puede llevarlos a un programa de desecho de medicamentos de su comunidad. Consulte a su farmacéutico si no está seguro de cómo desechar un medicamento.

  • No le ofrezca nunca bebidas alcohólicas a un niño, ni siquiera en pequeñas cantidades. Guarde las bebidas alcohólicas fuera del alcance de su hijo. El alcohol es tóxico para los niños.

  • Mantenga los productos con tabaco, los fósforos, los encendedores y los ceniceros fuera del alcance de su hijo.

  • Sepa los nombres de sus plantas de interior y de exterior. Mantenga las plantas venenosas fuera del alcance de su hijo.

  • Recorra los cuartos gateando y póngase a la altura de sus ojos para revisar todos los lugares a los que sus hijos pueden ir con las manos y las rodillas apoyadas en el suelo. Asegúrese de desechar correctamente cualquier cosa que podría ser peligrosa.

  • No tome medicamentos delante de su hijo. A los niños les gusta imitar a los adultos. No le diga a su hijo que el medicamento es un caramelo para convencerlo de que lo tome.

  • Lea atentamente las etiquetas cada vez que administre un medicamento. Muchos niños se intoxican accidentalmente cuando se les da el medicamento equivocado o la dosis incorrecta. Los errores suelen ocurrir durante la noche. Encienda siempre la luz cuando tenga que administrar un medicamento.

  • Lea las etiquetas de todos los productos antes de comprarlos o administrarlos. Compre los productos que sean menos tóxicos para la tarea.

  • Tenga cuidado cuando visite a otras personas, se aloje en hoteles o tenga visitas en su casa. Las carteras, los bolsos y las maletas son objetos tentadores que a los niños les gusta revisar.

  • Cuando atienda el teléfono o la puerta, llévese con usted los productos tóxicos que esté usando. No los deje al alcance de su hijo ni siquiera por un instante.

  • Tenga cuidado con las cosas que llevan pilas en forma de botón, como, por ejemplo, los controles remoto, las tarjetas de felicitación, los libros musicales infantiles, los juguetes y los llaveros. Las pilas pueden causar daños si un niño las traga.

Revisor médico: Liora C Adler MD
Revisor médico: Marianne Fraser MSN RN
Revisor médico: Maryann Foley RN BSN
Última revisión: 12/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.