Cáncer de mama: cirugía

La cirugía es un tratamiento común que se utiliza para tratar el cáncer de mama. El objetivo es extirpar la mayor cantidad posible del cáncer. Algunas mujeres tienen muchas opciones quirúrgicas. El tipo de cirugía que necesite depende de los siguientes factores:

  • El tamaño del tumor o del nódulo mamario y en qué parte de la mama se ubica

  • El tipo de cáncer de mama

  • Si el cáncer se ha propagado dentro de la mama, a los ganglios linfáticos o a otras partes del cuerpo

  • El tamaño de las mamas

  • Sus preferencias

  • Otros problemas de salud que tenga (como diabetes o enfermedades cardíacas)

  • Su estado de salud general

Hay muchos tipos de cirugía de mamas. Los principales son los siguientes:

  • Cirugía de conservación de la mama o tumorectomía

  • Mastectomía

  • Biopsia de ganglio linfático centinela

  • Disección de ganglios linfáticos axilares

La reconstrucción mamaria es una cirugía para remodelar la forma de la mama. Se puede realizar durante la cirugía en la que se extirpa el cáncer o más adelante.

Cirugía de conservación de la mama

Este tipo de cirugía también se llama cirugía para preservar la mama, tumorectomía, lumpectomía, cuadrantectomía, mastectomía parcial o mastectomía segmentaria. El cirujano extrae solamente el nódulo canceroso y un borde (margen) del tejido sano que lo rodea. La mayor parte de la mama permanece intacta.

La mayoría de las mujeres deben hacer radioterapia después de una cirugía de conservación de la mama. Se hace para destruir las células cancerosas que no se hayan eliminado con la cirugía. En algunos casos, después de la cirugía de conservación de la mama se usa quimioterapia, tratamiento hormonal o ambos.

Hay que considerar muchos factores para determinar si la cirugía de conservación de la mama es una buena opción para usted. En los estudios se ha demostrado que las mujeres que tienen cáncer de mama en el mismo estadio y se hicieron la cirugía de conservación de la mama junto con radioterapia tienen una tasa de supervivencia muy parecida a la de las mujeres que sometieron a una mastectomía. Muchas mujeres prefieren este tipo de cirugía en lugar de que les extirpen la mama completa.

Existen 2 tipos principales de cirugías de conservación de la mama: la tumorectomía y la mastectomía parcial (segmentaria).

Ilustración de una tumorectomía

En una tumorectomía se extirpa el cáncer de mama y parte del tejido normal que lo rodea. Las zonas que se extraen en la cirugía se muestran en color verde. Es posible que se extirpen algunos ganglios linfáticos que estén debajo de las axilas para ver si se ha propagado el cáncer. (Consulte la sección sobre la biopsia de ganglio linfático centinela que está más abajo).

Ilustración de una mastectomía parcial

La mastectomía parcial (segmentaria) elimina el cáncer de mama y una parte más extensa de tejido mamario normal de alrededor. Las zonas que se extraen en la cirugía se muestran en color verde. Es posible que el cirujano también extirpe algunos ganglios linfáticos que estén debajo del brazo. (Consulte la sección sobre la biopsia de ganglio linfático centinela que está más abajo).

Mastectomía

La mastectomía es la cirugía para extraer una mama. Puede ser necesaria si la mujer tiene lo siguiente:                                                                                                                     

  • Cáncer en más de 1 parte de la mama que no se puede extirpar con una única incisión (corte)

  • Antecedentes de radioterapia en la mama afectada o la zona del pecho

  • Una mama pequeña con un tumor grande

  • Cáncer inflamatorio de mama

  • Una enfermedad del tejido conectivo, lo cual implica que la radiación puede provocar daños importantes

  • Embarazo en curso, porque la radiación que se necesitaría después de la cirugía de conservación de mama puede dañar al bebé no nacido

  • Algún tumor que haya quedado de una cirugía de conservación de mama anterior

Existen 4 tipos principales de mastectomía. Cada una de ellas tiene sus riesgos y beneficios.

Ilustración de una mastectomía total

En la mastectomía total (o simple) se extirpa toda la mama. Abarca el pezón, la areola y la mayor parte de la piel. Las zonas que se extraen en la cirugía se muestran en color verde. Es posible que el cirujano también extirpe algunos ganglios linfáticos que estén debajo del brazo para ver si se ha propagado el cáncer. (Consulte la sección sobre la biopsia de ganglio linfático centinela que está más abajo).

En la mastectomía con conservación de piel se extirpa la misma cantidad de tejido mamario, así como el pezón y la areola, pero deja la mayor parte de la piel. Puede ser una opción si el tumor es pequeño o no está cerca de la superficie. La reconstrucción mamaria se hace como parte de esta cirugía.

Ilustración de una mastectomía radical modificada

En la mastectomía radica se extirpa toda la mama. Abarca la piel, el pezón y la areola. También se extirpan los ganglios linfáticos que están debajo del brazo. (Consulte la sección sobre la disección de ganglios linfáticos axilares que está abajo). En ocasiones, se extirpa la membrana que cubre los músculos del tórax. Las zonas que se extraen en la cirugía se muestran en color verde.

Ilustración de una mastectomía radical

La mastectomía radical también se denomina mastectomía radical de Halsted. Se extirpa la mama completa, incluso el pezón, la areola y piel. También se extirpan todos los ganglios linfáticos que estén debajo del brazo (ganglios linfáticos axilares), la membrana que cubre los músculos del tórax y los músculos del tórax que están debajo de la mama. Las zonas que se extraen en la cirugía se muestran en color verde.

No es común que se necesite una mastectomía radical. Aun así, es posible que se la haga para tratar un tumor grande que está creciendo debajo de los músculos del tórax.

Biopsia de ganglio linfático centinela

El sistema linfático es parte del sistema inmunitario. Constituye una de las vías utilizadas por las células cancerosas para desplazarse a otras partes del cuerpo (hacer metástasis). Está formado por ganglios linfáticos y vasos que transportan líquido linfático por todo el cuerpo. Los ganglios linfáticos son pequeños órganos redondos que están a lo largo de los vasos y sirven para filtrar el líquido linfático a medida que pasa.

Los ganglios linfáticos que están debajo del brazo se llaman axilares. Drenan linfa de los brazos, la mayor parte del pecho, el cuello y las zonas que están debajo del brazo. El cáncer de mama podría propagarse a estos ganglios linfáticos. Si esto ocurre, puede ingresar al sistema linfático y propagarse a otras partes del cuerpo.

El ganglio linfático centinela es el primero que el cáncer alcanza. Es posible hacer un procedimiento especial para encontrar estos ganglios de modo que se los pueda extirpar y revisar si hay células cancerosas. (Puede haber más de 1 ganglio linfático centinela). Puede efectuarse al mismo tiempo que una tumorectomía o una mastectomía. Es posible que se haga si el cáncer es pequeño y no hay signos de que se haya propagado a los ganglios linfáticos.

Para realizar una biopsia de ganglio linfático centinela, un cirujano con capacitación especial inyecta una sustancia radiactiva, un tinte azul o ambos cerca del tumor. El tinte se desplaza por la linfa hasta el ganglio centinela. Así se puede encontrar el ganglio para extirparlo. Se lo envía al laboratorio para revisar si hay células cancerosas.

Si no hay cáncer en el ganglio centinela, es poco probable que se haya propagado a los otros ganglios axilares. No es necesario extraer otros ganglios. Extirpar los ganglios linfáticos que están debajo del brazo puede provocar efectos secundarios graves. Consulte la sección sobre la disección de ganglios linfáticos axilares que está abajo.

Disección de ganglios linfáticos axilares

En esta cirugía, se extirpan (diseccionan) todos los ganglios linfáticos que están debajo del brazo (axilares). Se puede hacer al mismo tiempo que una cirugía de conservación de la mama o una mastectomía, o se puede hacer más adelante en otra cirugía. Puede ser necesaria en los siguientes casos:

  • Se detecta cáncer en 3 o más ganglios linfáticos centinela (mencionados anteriormente).

  • En la biopsia de ganglios linfáticos se ve que hay cáncer.

  • Los ganglios se ven hinchados en las pruebas de diagnóstico por imágenes o el cáncer se ha propagado fuera de un ganglio.

  • Se pueden palpar ganglios hinchados en la axila o alrededor de la clavícula.

  • Se administró quimioterapia antes de la cirugía, pero en la biopsia de ganglio linfático centinela se observan células cancerosas.

Esta cirugía puede tener algunos efectos secundarios graves a largo plazo. Se hace pruebas de antemano para asegurarse de que sea necesario hacerla.

Riesgos de la cirugía por el cáncer de mama

Toda cirugía tiene algunos riesgos. Algunos riesgos de la cirugía por el cáncer de mama incluyen lo siguiente:

  • Tejido duro en la mama debido a tejido cicatricial en el lugar de la incisión

  • Infección de la herida

  • Sangrado

  • Dolor

  • Daño en los nervios que puede provocar adormecimiento o dolor

La cirugía de conservación de la mama puede producir lo siguiente:

  • Hinchazón, moretones y dolor temporales en la mama 

  • Cambio en el tamaño y la forma de la mama 

  • Líquido transparente atrapado en la herida (seroma) que quizás haya que drenar

Un riesgo grave de que se extirpen muchos ganglios linfáticos es la hinchazón del brazo, la mano, el pecho y el cuello (linfedema). Puede causar lo siguiente:

  • Sensación de opresión en el brazo

  • Dolor

  • Enrojecimiento

  • Disminución de la flexibilidad del brazo, de la mano y de la muñeca

  • Infección

Es posible que haya otros riesgos según la salud general de la mujer y del tipo de cirugía que se realice.

Preguntas que puede hacer a su proveedor antes de la cirugía

Su equipo de atención médica hablará con usted sobre las opciones de cirugía más adecuadas para usted. Quizás sea conveniente que un familiar o un amigo cercano la acompañen a las citas. Anote las preguntas que quiera hacer acerca de la cirugía. Estos son algunos ejemplos:

  • ¿Qué tipo de cirugía se hará exactamente?

  • ¿Qué se hará durante la cirugía?

  • ¿Cuánto tiempo durará la cirugía?

  • ¿Cuánto tiempo tendré que quedarme en el hospital?

  • ¿Cuáles son los riesgos y los efectos secundarios posibles? ¿Hay efectos secundarios a largo plazo?

  • ¿La cirugía me dejará cicatrices? ¿Qué aspecto tendrán?

  • ¿Cómo se verá y se sentirá la mama o el pecho después de la cirugía?

Quizás también quiera hacerle otras preguntas al proveedor de atención médica, como estas:

  • ¿Qué tipo de cirugía me recomienda? ¿Para qué?

  • ¿Dónde se hará el corte (incisión)? ¿Qué cantidad de tejido mamario se extirpará?

  • ¿Se extirpará algún ganglio linfático?

  • ¿Tendré la posibilidad de hacerme una reconstrucción mamaria si tengo una mastectomía?

  • ¿Me recomienda hacer la reconstrucción mamaria junto con la mastectomía? ¿O debería hacerla más adelante?

  • ¿Necesitaré otros tratamientos después de la cirugía, como radioterapia, tratamiento hormonal o quimioterapia?

  • ¿Qué tipo de atención de control necesitaré?

  • ¿Cuánto tardaré en recuperarme?

  • ¿Cuándo puedo volver a mis actividades normales?

  • ¿Mi seguro médico cubre esta cirugía? ¿Cuánto tendré que pagar?

Preparativos para la cirugía

Antes de la cirugía, informe al equipo de atención médica si usa algún medicamento. Esto incluye los medicamentos de venta libre, vitaminas, productos a base de hierbas y otros suplementos. También incluye las drogas ilegales y la marihuana. Es para asegurarse de que no esté usando nada que pueda afectar la cirugía. Una vez que haya analizado todos los detalles con el cirujano, firmará un formulario de consentimiento que indica que el proveedor de atención médica puede realizar la cirugía.

También tendrá que ver al anestesista, el proveedor de atención médica que está a cargo de los medicamentos que lo ayudan a dormir y a no sentir dolor durante la cirugía. Puede hacerle preguntas sobre la anestesia y cómo la afectará.                                                        

Después de su cirugía

Es posible que tenga que permanecer en el hospital unos días, según el tipo de cirugía que le hayan realizado y de su seguro. Es conveniente hablar con la compañía de seguro antes de la cirugía.

Sus proveedores de atención médica le explicarán los efectos secundarios que puede esperar de cada tipo de cirugía. También pueden recomendarle maneras de prevenir o controlar estos efectos secundarios. Es importante que informe al proveedor de atención médica sobre cualquier cambio o problema que perciba.

Después de la cirugía de mama es común que pase lo siguiente:

  • Dolor. Durante los primeros días después de la cirugía, le dolerá la herida. El dolor se puede controlar con medicamentos. Hable con su proveedor de atención médica o con el enfermero sobre las opciones de alivio del dolor. Algunas personas no quieren usar analgésicos, pero hacerlo puede ayudar a su recuperación. Si no controla bien el dolor, quizás no quiera toser ni moverse, y es necesario que lo haga a medida que se recupera de la cirugía.

  • Tensión e hinchazón en la piel. Es posible que la piel cerca de la mama se sienta tensa. Quizás los músculos del brazo y el hombro también se sientan rígidos. Mejorará a medida que se cure. Le darán ejercicios para ayudarla a recuperar el movimiento total del hombro.

  • Agotamiento físico. Es normal sentirse muy cansada o débil por un tiempo. El tiempo que lleva recuperarse de la cirugía es diferente para cada persona, pero suele mejorar con el tiempo.

Recuperación en el hogar

Cuando llegue a su casa, quizás pueda hacer algunas actividades ligeras. Pero no haga actividades demasiado enérgicas durante 6 semanas. El equipo de atención médica le dirá qué tipos de actividades son seguras mientras se recupera.

Después de la cirugía de cáncer de mama, tendrá un vendaje sobre el lugar en el que le hicieron la cirugía. Es importante mantener el área quirúrgica limpia y seca. Le dirán cómo bañarse y cuándo puede hacerlo. Si se usaron tiras adhesivas, debe mantenerlas secas. Se salen en unos pocos días.

También es posible que tenga tubos en el pecho. Se llaman drenajes. Extraen sangre y líquidos que se acumulan durante el proceso normal de cicatrización. Es posible que tenga que vaciar y medir el líquido. Los drenajes se dejan por unas 2 semanas o hasta que salga solo una pequeña cantidad de líquido.

Su proveedor de atención médica o el enfermero le dará instrucciones por escrito sobre cómo cuidar la incisión, cambiar el vendaje y atender los drenajes. También le dirán cuándo llamar a su proveedor de atención médica o enfermero por algún problema. Asegúrese de entender las instrucciones. Además, asegúrese de saber cómo comunicarse con su proveedor de atención médica. 

Quizás le digan que empiece los ejercicios el día después de la cirugía o más adelante. Los ejercicios pueden ser, por ejemplo, flexionar los dedos y tocar el hombro con la mano. Pregunte si hay algún ejercicio o actividad que no deba hacer.

Perder una o ambas mamas puede ser difícil a nivel emocional. Después de la cirugía, se recomienda que usted y su cónyuge o pareja dediquen tiempo a hablar sobre sus sentimientos. Quizás sienta que necesita terapia. Pida a su proveedor de atención médica los nombres y ubicaciones de grupos de apoyo o psicólogos si siente que lo necesita.

Complicaciones posibles después de la cirugía

Después de la cirugía, es posible que tenga algo de lo que se menciona a continuación. Hable con su equipo de atención médica sobre qué debe vigilar y qué debe informarles.

  • Rigidez debajo del brazo después de extirpar ganglios linfáticos. Los ejercicios suaves y la masoterapia pueden ayudar. No use cremas de eliminación de vello ni desodorantes fuertes y no se afeite la axila por 2 semanas después de la cirugía.

  • Pérdida de la sensibilidad en la piel de la mama, del pecho o de la parte superior del brazo.  Cuando se extirpa la mama, es necesario cortar nervios. Por ese motivo, se puede producir entumecimiento temporal. Por lo general, la mayor parte de la sensibilidad regresa poco a poco. Puede llevar 1 o 2 años después de la cirugía. Algo del entumecimiento puede ser permanente.

  • Sensación de mama fantasma. Es posible que sienta que aún tiene la mama. Las personas que pierden una de sus extremidades también tienen esta sensación. Por lo general, mejora o desaparece con el tiempo.

  • Cambio en el peso o sensación de falta de equilibrio. Si tenía mamas grandes, perder una o ambas puede hacerle sentir que le falta el equilibrio. Incluso podría causarle dolor de cuello o de espalda. Tiende a mejorar a medida que se adapta a los cambios en el cuerpo.

  • Estreñimiento. Es posible que tenga estreñimiento por el uso de algunos analgésicos, por la falta de movimiento o por comer poco. Hable con su proveedor de atención médica o enfermero acerca de cómo obtener más fibra en su dieta o acerca del uso de un ablandador fecal.

  • Linfedema. Si le extirparon los ganglios linfáticos que están debajo del brazo o le hicieron radioterapia, es posible que tenga hinchazón en el pecho, el brazo y la mano del lado de la cirugía. Si bien es normal justo después de la cirugía, más adelante puede convertirse en un problema crónico. Consulte bien qué debe vigilar y qué debe hacer para impedir que suceda. 

Visitas de control

Su proveedor de atención médica le dirá cuándo debe regresar para una visita de control. Durante esta consulta, le revisarán la incisión. Si es necesario, le quitarán los puntos.

Es posible que necesite radioterapia u otro tipo de tratamiento después de la cirugía. Su proveedor de atención médica hablará con usted sobre esto y le dirá cuándo empezará.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Hable con su proveedor de atención médica sobre qué problemas debe vigilar. Llame de inmediato si tiene alguno de estos problemas después de la cirugía:

  • Cualquier sangrado inusual o sangrado que llega a empapar el vendaje

  • Señales de infección alrededor de la incisión (enrojecimiento, secreción, calor, dolor)

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o más alta, o según le indique el proveedor de atención médica

  • Escalofríos

  • Tos o falta de aliento

  • Problemas para orinar o cambios en el aspecto y el olor de la orina

  • Hinchazón en la mano, el brazo o el pecho que aumenta o que no mejora 1 o 2 semanas después de la cirugía

  • Dolor, enrojecimiento, hinchazón o calor en un brazo o una pierna

  • Cualquier otro tipo de inquietud

Sepa cuáles son los problemas a los que debe prestar atención y cuándo necesita llamar a su proveedor de atención médica. Además, asegúrese de saber a qué número llamar para obtener ayuda después del horario normal de atención, los fines de semana y los días festivos.

Revisor médico: Kimberly Stump-Sutliff RN MSN AOCNS
Revisor médico: Louise Cunningham RN BSN
Revisor médico: Todd Campbell MD
Última revisión: 10/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.